Home | Introducción | Mensajes | Directrices | Milagros-Curas | Verónica | Noticias | Fotos | Contáctenos


Cuatro marcas de la Verdadera Iglesia: Una, Santa, Católica, Apostólica…

 

 

"Hija Mía e hijos Míos, no tengo que ir a través de la larga lista de mortandad que está tomando lugar en Mi Iglesia sobre la tierra.  Pronto sufrirá un gran castigo - muy pronto - porque el comunismo que está propagándose por todo vuestro país, los Estados Unidos, está entrando a las iglesias.  Puedes ver lo que ya han hecho, hija Mía, con tu iglesia, y comprender por qué estamos tan desesperadamente necesitados de aquellos que estén dispuestos a sacrificar sus vidas por el más allá.  Yo digo el más allá, porque la recompensa en el Cielo será grande para los que estén dispuestos a pararse y luchar por la verdad, por su Dios, para mantener la Iglesia como pedí que fuera:  Una, Santa y Apostólica.
     "No puedo decir que en Mis visitas sobre la tierra, no puedo decir que encuentro que quede mucha santidad dentro de los portales de Mis iglesias, hijos Míos.  Esto tiene que ser recuperado.  Hay una fuerza refrenándoos en vuestros esfuerzos.  Es satanás.  El no desea ver a Mi Iglesia volver a los verdaderos principios."
- Jesús, 2 de Octubre, 1987

(Lo siguiente es tomado del panfleto, "Faith and common sense (Fe y sentido común)", + Imprimátur: Muy Reverendo John F. Whealon, Arzobispo de Hartford):

Después que Cristo dejó este mundo, Su Iglesia entró en acción, completamente preparada para llevar a cabo Su trabajo.  Esta Iglesia no era algo vago en carácter.  Cristo dijo precisamente lo que Él quería que fuera.  Su Iglesia debía ser construida sobre los Apóstoles.   Continuaría hacia el fin de los tiempos de la misma manera, gobernada por los sucesores de los Apóstoles.  Eso es quizá lo más claro de todo.  Él también tenía la intención que sería una Iglesia, no un número de iglesias.  La Iglesia que Él tenía en mente era para todos los hombres.  Trabajaría para la santificación y salvación de ellos.  Estas cualidades fueron tan claramente construidas dentro de la Iglesia que eran marcas que distinguen la verdadera Iglesia de Cristo de todas las otras instituciones que reclaman el mismo nombre.  Los Católicos dicen que estas marcas son la unidad, el catolicismo, la santidad y lo apostólico.  Cuando examinamos la antigua Iglesia como aparecía en los tiempos de los Apóstoles, encontramos que sí tenía estas cualidades.  Una Iglesia y solo una está en existencia hoy en día, y claramente demuestra las mismas cuatro marcas.  Esta es la Iglesia Católica.  Alrededor del domo de la Basílica de San Pedro en Roma están inscritas las palabras, “Eres Pedro y sobre esta roca Yo construiré Mi Iglesia.”  Estas palabras son tan ciertas del actual Papa como lo fueron de San Pedro.  El Papa es el sucesor de Pedro, y él tiene la misma autoridad como lo tuvo el Príncipe de los Apóstoles.  Esto es una verdad que se puede probar ampliamente por los hechos.  Ninguna otra sociedad religiosa puede rastrear su herencia a través de todos los siglos hasta San Pedro.  El Papa Paulo VI, el presente Obispo de Roma [Nota: Paulo VI era el Papa al momento que fue escrito este artículo], es un sucesor de San Pedro.  Año por año la sucesión puede ser rastreada hacia los tiempos de antaño hasta el tiempo del mismo gran Apóstol.  Algunos de los Papas solo vieron unos pocos años o meses; algunos tuvieron períodos de larga duración.  Algunos han sido grandes líderes en asuntos mundiales; algunos relativamente oscuros.  Pero todos son conocidos en la historia.  Hoy en día en la Iglesia Católica el Papa sostiene el poder completo como lo tuvo Pedro en la antigua Iglesia.  Él no es como un presidente elegido democráticamente cuyo poder depende del consentimiento de los gobernados.  Lo mismo que Pedro, él ha sido elegido el pastor del rebaño del Señor, y él tiene el mismo poder absoluto que tuvo Pedro.  Debajo de él en la administración de la Iglesia están los Obispos y los sacerdotes.  Su poder viene de Dios, como en un tiempo Los Doce recibieron el poder de Cristo. San Pablo dijo a los presbíteros de Efesios, “Velas sobre vosotros y sobre toda la grey, en la cual el Espíritu Santo os ha instituido obispos, para apacentar o gobernar la Iglesia de Dios” (Hechos de los Apóstoles 20:28).  No hay duda que la Iglesia Católica de hoy es apostólica en la línea de sucesión de sus Obispos y del Papa, y que posee una autoridad que una vez fue otorgada a los Apóstoles.

UNIDAD DE LAS REGLAS, CREENCIA, RITUALES. 
San Pablo les dijo a los Efesios que se acordaran que ellos tenían “Uno es el Señor, una la fe, uno el bautismo” (Efe. 4:5). La Iglesia Católica sí tiene esa unidad de regla, creencia y ritual.  Todos los Católicos en todos los lugares reconocen la autoridad del Papa, el Vicario de Cristo.  Él es el representante del Señor, y presenta los juicios finales o decisiones sobre materia de fe y moral.  Los Católicos no aceptan las declaraciones oficiales del Papa solamente cuando ellos están de acuerdo con ellas.  Ellos las aceptan siempre porque reconocen su autoridad.  Todos los Católicos creen en la misma Fe.  No hay diferencia en las doctrinas esenciales que varios sacerdotes enseñan.  Un Obispo no tiene sus propias verdades acerca de la religión que son diferentes a las creencias de otro Obispo.  Ambos explican la doctrina de la Iglesia Católica, no sus propias ideas acerca de las doctrinas.  La manera de enseñanza puede variar, pero la doctrina es la misma en todo el mundo.  Hay “una Fe” en la Iglesia Católica.  Por lo tanto solo hay un “Bautismo.”  El término abarca todos los ritos esenciales que la Iglesia Católica practica.  El rito más importante de la Iglesia Católica es la Misa.  La Misa es la reencarnación de la Última Cena, como fue mandado por Cristo.  Todos los Católicos están obligados a asistir a Misa cada Domingo y las fiestas importantes durante el año.  Esta obligación abarca el mundo entero.  Y lo es la Misa también.  Nuestros soldados que prestan servicio en tierras extranjeras están en sus casas cuando van a las iglesias Católicas en esas naciones; ellos encuentran la Misa esencialmente como la conocían en los Estados Unidos.   La Misa es celebrada en cada iglesia Católica en todo el mundo y consiste del mismo rito esencial de consagrar el pan y el vino en el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo.  Los siete Sacramentos – el Bautismo, la Confirmación, la Eucaristía, la Penitencia, el Matrimonio, la Orden Sacerdotal y la Unción de los Enfermos – son los mismos a través del mundo entero.  Ellos son administrados de la misma manera en todo lugar.  Cada Católico es obligado a hacer uso de ellos en momentos apropiados; no hay diferencias nacionales.

LA MARCA DE LA SANTIDAD. 
No solo tiene la Iglesia Católica esa marca de unidad que Cristo quiso que Su Iglesia tuviera; también tiene la marca de la santidad.  Cristo instituyó Su Iglesia para santificar al hombre y llevarlo al Cielo.  La Iglesia Católica hace justamente eso.  Ninguna de sus enseñanzas alejan al hombre de Dios; ninguna tuerce la naturaleza humana en una forma aterradora.  Todas sus prácticas y enseñanzas tienden a hacer al hombre mejor.  Es más, la Iglesia Católica provee al hombre con los medios para hacerse una persona mejor.  No ofrece simplemente la “consolación de la religión.”  Hace algo al respecto de la incesante lucha del hombre para mejorarse.  Para aquellos que son conscientes de sus caracteres pecaminosos, no dice simplemente, “Arrepiéntensen en el secreto de sus corazones y trate de hacer lo mejor que puede en el futuro.”  Dice, “Vayan al sacramento de la Penitencia, hagan que sus pecados sean perdonados, y reciban la gracia que ese sacramento les ofrece para evitar estos pecados en el futuro.”

Al lado de las personas seriamente enfermas, el sacerdote Católico no solamente exhorta al Católico que se arrepiente de sus pecados y que se lanza a sí mismo a la misericordia de Dios.  La Iglesia Católica tiene un rito, el Sacramento de la Unción de los Enfermos, que perdona los pecados y trae ayuda espiritual y física, lo que las personas gravemente enfermas necesitan.  “¿Hay alguno entre vosotros enfermo?” pregunta Santiago. “Llame a los presbíteros de la Iglesia, y oren por él, ungiéndole con óleo en el Nombre del Señor.  Y la oración nacida de la fe salvará al enfermo, y el Señor le aliviará, y si se halla con pecados, se le perdonarán.” (Santiago 5:14-15).  Eso es lo que la Iglesia Católica hace por sus miembros.

Finalmente, La Iglesia Católica es mundial.  Eso es un hecho hoy en día como lo ha sido durante todos los siglos pasados.  La membresía de la Iglesia Católica consiste en personas de todas las naciones, de toda parte del mundo.  Eso no es un accidente ni el resultado de un buen arte y maña de vender.  Es el resultado de la misma naturaleza de la Iglesia de Cristo.  Él envió a Sus Apóstoles a formar discípulos en todas las naciones.  La doctrina y las prácticas que Él les dejó fueron de tal naturaleza que ellas atraen a todas las naciones.  Nunca ha habido una nación que ha encontrado la doctrina de la Iglesia Católica contraria a su propia cultura o manera de pensar.  Cuando Pere Marquette viajó por el río Mississippi, predicando el Evangelio, él encontró que los Indios estaban ansiosos de escuchar la historia de la muerte de Cristo sobre la Cruz.  Ellos fueron bautizados y aceptaron el Cristianismo de todo corazón.  Cuando San Francisco Javier llegó a Japón, él encontró que los nativos estaban ansiosos por escuchar el mensaje.  Tan firmes fueron ellos en su fe que durante dos siglos de persecución ellos se sostuvieron a esa fe aún al punto del martirio.  La Iglesia Católica es una fe antigua en el Japón de hoy, no es un desarrollo reciente.  Y así ha sido en todos lados.  La Iglesia Católica no ha sido el producto de una cultura o de una nación.  El Catolicismo siguió a los ejércitos españoles en este país, y los ejércitos españoles fueron derrotados.  Tiene poco que ver con la colonización inglesa del este del país.  Sin embargo, la Iglesia Católica hoy en día es la agrupación más grande en los Estados Unidos y una parte nativa de nuestra cultura.  La Iglesia Católica es universal en su atracción.  Por eso es llamada “Católica,” porque católico significa universo.

LA VERDADERA IGLESIA DE CRISTO. 
Estas son las cualidades que marcan la Iglesia Católica de hoy en día como una de las organizaciones religiosas en el mundo que está idéntica con la Iglesia que Jesucristo fundóEs una, santa, Católica y apostólica, así como fue la iglesia en los tiempos de los primeros Apóstoles.  Estas cuatro marcas señalan la Iglesia Católica como la verdadera Iglesia de Cristo en otra manera.  Solamente Dios puede obrar un milagro.  Ahora estas cuatro cualidades en una sociedad obviamente son milagrosas.  Por ejemplo, tomemos la unidad.  Hemos erigido una sociedad llamada las Naciones Unidas para hacer algo de esa unidad.  Pero pareciera que entre más naciones entran en ella, menos unidad existe. Los partidos políticos se reúnen en convención para redactar una “plataforma” de acción.  Pero la plataforma no puede ser demasiado definida.  Tienen que haber compromisos en deferencia a puntos de vista muy conflictivos.  Entre más facciones divergentes hay en el partido, menos acuerdo se alcanza.  Todas las cosas humanas demuestran la misma tendencia para desintegrar bajo la presión del expansionismo.  Las verdades sostenidas por todos los Católicos son numerosas y detalladas; algunas veces ellas están involucradas.  Por ejemplo, todos los Católicos creen en la Transubstanciación.  La Transubstanciación es un término que se aplica al cambio de la completa sustancia del pan en el Cuerpo y Cristo y el cambio de la completa substancia del vino en la Sangre de Cristo, permaneciendo la apariencia del pan y del vino.  Esa es una creencia muy definitiva, aunque sí es una muy involucrada.  No es la clase de verdad que las personas llegan a conocer y en la que creen por su propia cuenta.  Todos los Católicos lo sostienen con igual creencia y completa aceptación.  Así es con muchos otros puntos de vista de la creencia Católica.  La unidad de la Iglesia Católica es algo que no es igualada en ningún otro lado del mundo.  No es que la Iglesia Católica es un poco más unida que otras sociedades.  Es que la Iglesia Católica está unida de una manera que ninguna otra sociedad jamás fue unida.  Las leyes sencillas de sociología no se aplican aquí.  Eso es lo que significa para nosotros un milagro.  Tal unidad no puede ser explicada sobre ninguna base natural.  Tomen el caso de la tradición apostólica de la Iglesia.   Simplemente no es razonable que una sociedad que ha vivido tan vigorosamente como lo ha hecho la Iglesia Católica, no debería de haberse ya quemado.  Todas las otras sociedades que estaban en existencia cuando Cristo fundó Su Iglesia – el Imperio Romano, la nación de Galia, las grandes universidades griegas – han pasado.  Durante sus casi dos mil años de existencia, grupos se han separado de la Iglesia Católica.  Ellos han seguido la curva de la desintegración que gobierna a todas las sociedades naturales.  Ellos se han mantenido fuertes por un tiempo, han envejecido y han desaparecido.  Como el hombre en el Evangelio quien nació ciego dijo después de haber recibido su vista, “Si este hombre no fuese enviado de Dios, no podría hacer nada de lo que hace” (Juan 9:33).  Si la Iglesia Católica no fuese de Dios, no podría continuar poseyendo, como lo hace la Iglesia Católica, las cuatro marcas que la Verdadera Iglesia de Cristo tiene que poseer – apostolicidad, catolicidad, unidad y santidad.  Cualquier iglesia puede reclamar estos símbolos de autenticidad y autoridad, pero solamente una puede verdaderamente poseerlas.

"Por vuestro bautismo se os ha dado entrada en la única religión verdadera sobre la tierra, la Iglesia Católica Romana, bajo Mi Hijo Jesús. Aunque el hombre en su arrogancia y orgullo ha olvidado Su dignidad y Su gobierno, vosotros tenéis que llevarlos adelante. Guarda la fe y la verdad en los corazones de la humanidad." – Nuestra Señora de las Rosas, 7 de Septiembre, 1978

"Yo os di un plan simple con la construcción de Mi Casa, Mi Iglesia sobre la tierra. Pero ahora queréis reformarla, hasta que dividiréis Mi Casa con muchas denominaciones, muchas nuevas denominaciones. Yo pido que Mi Iglesia sea universal, apostólica y la salvadora de las almas. Sin embargo, hay reglas que deben seguidas, doctrinas que deben permanecer intactas." - Jesús, 7 de Septiembre, 1978

 

Las profecías asombrosas de Nuestra Señora de las Rosas... http://www.tldm.org/spanish/messages/messages.htm
Estas profecías vinieron de Jesús, María, y los Santos a Verónica Lueken en Bayside, NY, de 1968 a 1995.

UNICA VERDADERA RELIGIÓN
"Oh hijos Míos, no entraré en un largo discurso con vosotros ahora acerca de la caridad y amor a vuestro prójimo, pero tenéis que entender: no podéis juzgar a vuestros prójimos. Tenéis que rezar por ellos. Sin embargo no podéis volveros débiles y silenciosos. Tenéis que avanzar como portadores de la luz, portadores la verdad. Por vuestro bautismo se os ha dado entrada en la única religión verdadera sobre la tierra, la Iglesia Católica Romana, bajo Mi Hijo Jesús. Aunque el hombre en su arrogancia y orgullo ha olvidado Su dignidad y Su gobierno, vosotros tenéis que llevarlos adelante. Guarda la fe y la verdad en los corazones de la humanidad." - Nuestra Señora, 7 de Septiembre, 1978

SU DERECHO POR NACIMIENTO
"Como en el pasado, el rechazo ha sido el principio de un hombre caído.  El pecado se ha vuelto una manera de vida para muchos.  Vivís en un engaño si creéis que podéis ofender al Padre Eterno y luego ganar la vida eterna en el Reino.  No, os digo:  muchos son los llamados, pero pocos son escogidos.
   "Pedid, y recibiréis, creed y se os dará el camino.  Pero debéis merecer el Reino.  Vuestro derecho de nacimiento fue un principio, pero debéis labrar vuestro camino al Reino.  Otros pueden ganar estas gracias para vosotros por medio de la oración y actos de sacrificio, pero aceptaréis o rechazaréis la llave." - Jesús, 26 de Mayo, 1976

UNA VERDADERA IGLESIA
"Hija Mía e hijos Míos, todos vosotros sois Mis hijos.  Yo no os juzgo por color o por raza, y no os juzgo por vuestro credo; sin embargo, si habéis recibido el conocimiento de la Única y Verdadera Iglesia, y si habéis sido dado el camino angosto que lleva al Cielo, deberéis seguirlo o seréis rechazados." - Nuestra Señora, 21 de Agosto, 1985

RELIGIÓN DE LA CRUZ
"Hay solamente una religión que puede salvar a vuestra nación y a todas las naciones del mundo -  ¡La religión de la cruz y del sacrificio de Mi Hijo sobre esa cruz!" - Nuestra Señora, 25 de Noviembre, 1978

HERMANOS SEPARADOS
"¡Oh hijos Míos, rezad mucho! Nosotros no queremos ver una división en la Casa de Mi Hijo.  ¡La Iglesia Romana Católica tiene que permanecer una!  Esto no significa que como iglesia, como dice el hombre, traeréis toda clase de herejes y hermanos divididos a ella.  No, hijos Míos, eso es un error, un engaño de satanás.  No podéis cambiar la Casa de Mi Hijo y llevarla a ellos, y cambiar la iglesia por ellos!  Ellos tienen que cambiar y regresar a la ley original dada por Mi Hijo y por los que estaban con él en la construcción de la base.
     "Repito, hija Mía e hijos Míos, los hermanos separados tienen que cambiar.  Ellos han protestado en el pasado; ellos se han removido de la verdad y de la única, verdadera Iglesia.  Ellos tienen que rechazar los errores que han cometido en el pasado y regresar y comenzar de nuevo. 
Ellos no pueden traer sus errores a la Casa de Mi Hijo.
     "Estáis abriendo ahora las puertas a toda clase de herejes, de hermanos separados.  Ellos no vienen a unir de buen espíritu y corazón; ellos vienen a conquistar.  Ellos buscan cambiaros, oh pastores, quienes estáis engañados.  ¡Y qué veo en la Casa de Mi Hijo sino hermanos separados sobre Su púlpito!  ¡Aún en los templos, las sinagogas de satanás, sobre Su púlpito!  ¿Y para qué?  ¿Y quiénes son Mis pastores ahora que se han unido a este plan de destrucción?  ¿Quién ordenó a algunos de ellos?  No fueron manos legítimas; ellos vienen a destruir.  Ellos entran como ratas, a socavar, a destruir insidiosamente la Iglesia de Mi Hijo.  ¿Creéis que no sois vistos?  ¿Estáis por encima de vuestro Creador y pensáis que podéis engañar al mundo permanentemente?  No, os digo!  Se os está dando vuestro tiempo, ya que vosotros, quienes os habéis entregado a satanás, estáis ahora exhibiendo vuestra verdadera naturaleza al mundo." - Nuestra Señora, 18 de Marzo, 1977

ESTABLECIDA POR JESUCRISTO
"Hay muchas decepciones llevándose  a cabo entre vosotros, y uno siendo la falsificación de la manera de la salvación de almas.  Cuando Yo estuve sobre la tierra, Yo establecí las reglas y Yo os di Mi Iglesia, Mi Casa.  Sin embargo, ahora observo como muchos han ido hacia adelante con intranquilidad por oír (algo nuevo) y por la novelería, y están estableciendo sobre la tierra una nueva religión." - Jesús, 20 de Mayo, 1978

PERMANECERÁ
"No seáis engañados, hijos Míos, por los agentes de satanás entre vosotros, en forma humana, que predican doctrinas diabólicas.  La verdad ha sido dada a la humanidad a través de los tiempos.  La Santa Iglesia Católica Romana de Mi Hijo permanecerá.  Sus miembros serán reducidos a unos pocos.  Sólo un remanente, hija Mía, llevará la bandera `Fieles y Verdaderos'; sin embargo, las puertas del infierno librarán una dura batalla contra la Iglesia de Mi Hijo, pero ellas no triunfarán." - Nuestra Señora, 14 de Mayo, 1977

ÚNICA CASA SANCTIFICADA
"Vuestros hijos están cayendo en la red de satanás, alejándose cada vez más de la Casa de Mi Hijo.  La verdad está siendo removida de sus corazones.  Ellos están formando grupos entre ellos.  Ellos no quitarán de sus vidas los votos de Mi Hijo.  Como la única Casa santificada sobre la tierra, sus almas serán destruidas cuando no reciban el Pan de la vida viviente.  Este Pan sólo se obtendrá en la Casa santificada de Mi Hijo.  Satanás busca quitar el Tabernáculo de entre vosotros." - Nuestra Señora, 5 de Agosto, 1973

 

Directrices…
http://www.tldm.org/spanish/directives/directives.htm

 

D123 La Iglesia Católica, Parte 1
D124 La Iglesia Católica, Parte 2
D125 El Ecumenismo 

 

Artículos… 


¿Cuántos Años Tiene su Iglesia de Existir?
http://www.tldm.org/Spanish/news1/Cuántos%20Años.htm

 

"Hincaos ante vuestro Dios en la Eucaristía”
http://www.tldm.org/Spanish/News1/hincaos.htm


Vaticano II (Parte 1) – Infiltración en la Iglesia
http://www.tldm.org/spanish/news1/VaticanoII-1.htm

 

Vaticano II (Parte 2) – Nubes oscuras se forman antes del Vaticano II

http://www.tldm.org/spanish/news1/VaticanoII-2.htm

Vaticano II (Parte 3) – La revolución satánica gana momentum en el Concilio
http://www.tldm.org/spanish/news1/VaticanoII-3.htm
 

Dietrich von Hildebrand: Debería rechazarse la Comunión en la mano
http://www.tldm.org/spanish/news1/Hildebrand.htm
 

Comunión en la mano es un sacrilegio
http://www.tldm.org/spanish/news1/sacrilegio1.htm
 

Modestia en el vestir: “La belleza nunca se expone”
http://www.tldm.org/Spanish/news1/modestia1.htm

¿Debieran las mujeres cubrirse sus cabezas en la Iglesia?
http://www.tldm.org/spanish/news1/velos.htm

 

(Español) Para comunicarse con nosotros, escriba a:
[email protected]

 

Home | Introducción | Mensajes | Directrices | Milagros-Curas | Verónica | Noticias | Fotos | Contáctenos

 

Alentamos a todos que impriman copias o envíen por correo electrónico esta página web a todos los obispos y a todo el clero.  Además, envíen esta página a cuantas personas les sea posible.

El formulario electrónico de este documento tiene derecho de autor. http://www.tldm.org
Copyright © These Last Days Ministries, Inc. 1998 - 2007 Todos los derechos reservados.
P.O. Box 40
Lowell, MI 49331-0040

Revised:
June 19, 2009